Noticias

 

El Ayuntamiento de Sukarrieta, convencido de su legitimidad histórica para conservar San Antonio dentro de su término municipal y de la irregularidad del Auto, que contraviene la sentencia cuya ejecución debía aclarar, ha aprobado en Pleno Extraordinario, celebrado este jueves, 16 de marzo, presentar recurso de casación contra el auto desestimatorio del recurso de reposición interpuesto en el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco.

Con este recurso prosigue con la defensa de su integridad territorial, usando todos los cauces legales, como viene haciendo desde que Busturia inició su reclamación.

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJ dictó un Auto a finales de 2016 en el que confirmaba que el procedimiento para deshacer el enclave por parte de la Diputación era correcto, pero indicaba que se debían aplicar normas distintas según como se deshiciera el enclave.

Si se entregaba a Busturia, se debía aplicar la Norma Foral de 1993 en base a la cual se determinó que era un enclave, y que no requiere consentimiento de los municipios.

Si se daba continuidad al enclave con territorio de Busturia perdiendo Sukarrieta parte del barrio, como proponía la Diputación, se debía aplicar la Norma Foral de 2012 (posterior al recurso), que parte de la inexistencia de enclaves en Bizkaia, y, por ello, requiere el consentimiento de los municipios afectados, y en este caso de Busturia, a lo cual se ha opuesto Busturia, como era obvio.

Este Auto, además de ser incomprensible por aplicar distintas normas según cómo se quiera resolver, y proponga aplicar una norma inaplicable a un enclave (en favor de Busturia), es contrario a la Sentencia cuya ejecución pretendía aclarar, que a lo largo de varios folios preveía que había diversas formas de deshacer el enclave e incluso llegaba a considerar como posibilidad la que proponía inicialmente la Diputación.

 

 

Ante este Auto se interpuso recurso de reposición por el Ayuntamiento de Sukarrieta, que ha sido desestimado mediante un nuevo y escueto Auto de la misma Sala.

Por ello, el Ayuntamiento de Sukarrieta, firme en la defensa de su territorio, su historia, su identidad y su viabilidad como municipio, presentará recurso de casación contra dicho Auto ante el Tribunal Supremo.

La legitimidad del recurso se basa en el peso y significado histórico del barrio de Abiña, conocido como San Antonio, para el pueblo de Sukarrieta. Una convicción que el Ayuntamiento de Sukarrieta ha mantenido en todo el proceso, para lo que ha trabajado desde que comenzó la reclamación de Busturia.

Además de la voluntad popular de los vecinos y las vecinas del barrio, que no debe pasarse por alto, y que han manifestado por unanimidad que desean pertenecer a Sukarrieta, no podemos obviar que, si se resuelve asi el enclave, se sustraerá a Sukarrieta, que ocupaba el asiento segundo en las Juntas Generales de Bizkaia, el lugar donde se celebraban los plenos del Ayuntamiento hasta finales del siglo XVIII; se quitará a Sukarrieta su parroquia originaria, los vestigios de su cementerio originario, y, en definitiva, se robará a Sukarrieta su origen, su alma y su historia.

El Ayuntamiento de Sukarrieta ha trabajado para que todo siga como siempre y Abiña continúe formando parte del municipio. "Lo hemos hecho de una forma constante, leal con todas las instituciones y firmes en la defensa de la integridad de nuestro territorio. El Ayuntamiento sigue defendiendo la integridad de su territorio de la misma forma que ha hecho hasta ahora, y está dispuesto a llevar a los Tribunales cualquier solución que perjudique al municipio y/o a sus vecinos y vecinas. Esa es nuestra obligación y nuestro convencimiento..", afirma la Alcaldesa de Sukarrieta, Erruki Goiriena.

El Ayuntamiento de Sukarrieta se puso manos a la obra desde el primer momento, defendiendo que Abiña no es un enclave, entre otras cosas, por la continuidad que hay por la costa con los mojones reconocidos durante todo el siglo XX (por última vez a finales del siglo XX) por Busturia, y peleando para que siga siendo parte de Sukarrieta.

Finalmente, y puesto que la propuesta de Diputación tiene como único fundamento ese Auto (no firme), y dado que pudiera ser revocado por el Tribunal Supremo, tal y como se confía, se solicita a las Juntas Generales de Bizkaia que aplacen cualquier decisión al respecto o voten en contra de la propuesta remitida por la Diputación a fin de no causar perjuicios irreparables a este municipio y a sus vecinos y a sus vecinas.